10 de octubre de 2011 - Managua, Nicaragua


FotoTania Díaz Rivas

*Centroamérica tiene una posición geográfica estratégica en el centro del continente americano; cuenta con una extensión de 424,223 Kms2, por lo que es la región más pequeña del continente Americano. Posee una población de 38.4 millones de habitantes, equivalente al 6.7% de la población de América Latina. Según datos del Sistema de Estadísticas de Comercio de Centroamérica (SIECA), la región dispone de un PIB nominal de US$ 133 mil millones. Para aprovechar estas ventajas estratégicas, de crecimiento económico, flujos de inversión, poder de negociación con el resto del mundo, productividad y competitividad, la integración debe de considerarse como un instrumento para lograr un desarrollo económico sostenible.

Con el objetivo de conocer los avances, oportunidades y desafíos que ha experimentado el Proceso de Integración Centroamericano en los últimos 50 años, El Observador Económico en vivo, invitó al Licenciado en Economía y Derecho, Luis Gustavo Murillo Orozco, que cuenta con un Master en Servicios Básicos y Políticas Públicas y es Posgraduado en Finanzas Internacionales, Estrategia y política empresarial internacional y en Integración regional con tesis “Un Análisis Comparativo del modelo Centroamericano y Europeo”.

De igual manera se ha destacado como docente del departamento de Economía Aplicada de la Universidad Centroamericana (UCA). Ha elaborado una serie de escritos relacionados al Proceso de Integración Centroamericano, tales como: "¿Se repetirá o no la paradoja David contra Goliat en el Acuerdo de Asociación Centroamérica-Unión Europea?", entre otros.

Nos podría explicar ¿Cuáles son los principales antecedentes que marcan la pauta para el Proceso de Integración Centroamericano?



Uno de los principales antecedentes económicos de la integración centroamericana fue el Mercado Común Centroamericano, que funciono hasta 1969, debido a un problema político económico entre El Salvador y Honduras, conocido como la guerra del fútbol. A partir de los resultados de las diversas crisis económicas, políticas y sociales, la región centroamericana entró en lo que se conoce como disminución de la integración, fase que se expandió hasta inicios de la década de los 80.

A finales de la década de los 80, se reactiva la integración a través de los procesos de pacificación como Esquipulas 1, el cual se firmo en 1986, con el fin de buscar soluciones comunes en lo relacionado al mantenimiento de la paz y el desarrollo regional. Posteriormente, se firmo el Acuerdo de Esquipulas 2 en 1987, en el que se estudiaron temas como democratización, elecciones libres, refugiados, desplazados y desarrollo.

A inicios de los años 90, comienza el proceso de reintegración con el protocolo de Tegucigalpa y con el protocolo de Guatemala; los cuales transforman el proceso de integración del Mercado Común Centroamericano a un Sistema de Integración Centroamericana.

¿En qué consiste el Proceso de Integración Económica centroamericano y cuáles son sus objetivos?



El Proceso de Integración Económica centroamericano, es un acuerdo establecido entre los países de la región centroamericana para tener mayor poder de negociación a nivel internacional y tiene tres objetivos fundamentales: el primero es mejorar los niveles de vida de los pobladores de los países involucrados en el proceso de integración; segundo, establecer procesos de pacificación y finalmente, lograr competitividad a nivel internacional frente a nuevos bloques económicos que se han venido formando.

¿Por qué es importante la Integración Económica para la región Centroamericana?



Es importante porque Centroamérica es una región muy pequeña y muy fraccionada de manera individual. De manera conjunta la región posee aproximadamente 39 millones de habitantes, por lo que de manera individual no tendría poder de negociación frente a procesos que se están configurando como el caso del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. Es decir, un grupo de países de manera fraccionada no podría enfrentar este proceso de competencia y competitividad que se ha venido generando en los últimos años.

¿Qué acciones ha desarrollado Centroamérica en relación al proceso de integración económica, particularmente Nicaragua?



Nicaragua de manera formal, legal y desde el punto de vista económico ha tenido mucha voluntad, ya que ha participado desde el momento que se dio la independencia y ha firmado una serie de acuerdos, no solo de carácter político, sino que también de carácter económico. Nicaragua ha suscrito Tratados de Libre Comercio con Honduras, Costa Rica y El Salvador, fue parte del Mercado Común Centroamericano y del protocolo de Tegucigalpa y el de Guatemala.

¿Cuáles son los obstáculos que ha experimentado el Proceso de Integracion en la región centroamericana?



El proceso de integración centroamericano tiene una falla y es que un proceso de integración no se hace desde el punto de vista nominal, legal. Es decir, no es el hecho de que un conjunto de mandatarios se reúnan y firmen acuerdos que el proceso se va a impulsar, porque eso involucra agentes económicos a nivel local, a nivel de país y a nivel regional. Para que el proceso de integración centroamericano se establezca, deberíamos de hacer lo mismo que los países europeos, ya que tienen procesos en los cuales no solamente firman acuerdos sino que los cumplen y tienen un proceso de democracia directa, como el referéndum, en el cual tomando en cuenta la percepción de los habitantes, le consultan a todos los habitantes de un determinado país si quieren pertenecer al proceso de integración y si alguno de ellos no acepta el país no forma parte de esa integración.

Algunos acuerdos internacionales obligan a acelerar el paso del proceso de integración, como por ejemplo el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea ¿Qué avances ha experimentado la región?



El Acuerdo de Asociación no tiene antecedentes inmediatos. Los europeos desde que el proceso de integración entró en crisis desde la década de los años 70 y 80 apoyaron a los países centroamericanos para que se unieran como bloque y luego en la década de los años 90 le propusieron la reactivación y en la actualidad han firmado el Acuerdo de Asociación.

Por otra parte, la región centroamericana se ha consolidado con la misma estructura del régimen colonial, cinco pequeños países con estructuras coloniales y dirigentes que no se enfocaban en la integración centroamericana, no formularon esfuerzos para la industrialización de la región, sino que nos hemos quedado con una economía básicamente agrícola.

¿Cuál es el Futuro de la Integración Económica en Centroamericana?



Si Centroamérica como región se enfoca a procesos de integración, sería beneficioso, ya que conduciría a un mercado amplio, mayor capacidad negociadora y a un desarrollo económico sostenible. Sin embargo, tienen muchos compromisos de manera individual cada país, lo cual es desgastante para las economías locales. Ante lo cual, considero que hay que trabajar más por la integración y dejar de pensar en continuar suscribiendo tratados o acuerdos comerciales por separado.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado