6 de octubre de 2011 - Managua, Nicaragua


FotoGilda Charlotte Sánchez Padilla


En la economía globalizada las empresas se enfrentan al reto de insertar sus productos en el mercado, ante una competencia enorme de productos similares provenientes de diferentes partes del mundo. De manera que, cada empresa debe luchar para que su producto sea mejor al de su competidor en diferentes aspectos; ya sea en calidad, en precio, o que responda a otras necesidades a la que los clientes les dan valor adicional, como buena atención al cliente, mantenimiento, entre otras que varían en función del tipo de negocio. De esta manera, las empresas actuales, deben ser altamente flexibles y dinámicas, de forma que con la innovación adapten sus procesos a las necesidades del mercado y logren ser más competitivas que sus homólogas.

En este contexto toma vital importancia la innovación constante en los procesos, operaciones y relaciones desarrolladas en cada uno de los eslabones de producción de la empresa. En este sentido, desde 1970 las empresas en diferentes países del mundo comenzaron a utilizar las computadoras en sus transacciones comerciales. Luego en 1980 se implementó un nuevo mecanismo de ventas por televisión concretizado por vía telefónica, con apoyo en medios de pago electrónicos como las tarjetas de crédito. En 1995 el grupo de los siete países más desarrollados de entonces crearon la iniciativa Un Mercado Global para PYMEs, a fin de promover la utilización de las tecnologías de la información en las empresas de todo el mundo.

¿Nueva forma de Hacer Negocios?



El comercio electrónico, es entendido como la compra de bienes y servicios o realización de cualquier otra transacción económica a través de medios electrónicos como internet y otras redes informáticas (telefonía fija y móvil, televisión etc.). Estas transacciones pueden darse entre diferentes agentes económicos acorde a sus propias necesidades; puede desarrollarse entre una empresa vendedora de un bien o servicio y otra empresa intermediaria o usuaria final de ese bien (business to business B2B). Entre empresas proveedoras de productos y servicios y sus clientes o usuarios finales (business to consumer B2C). O bien puede optimizar los procesos de negociación entre empresas y el gobierno (business to goverment B2G).

En Centroamérica la utilización más común del comercio electrónico sigue siendo la compra venta de bienes y servicios entre una empresa y un consumidor final. Por ejemplo, según Central América Data en Guatemala las compras por internet realizadas en 2009 ascendieron a U$ 8 millones, un 10% superiores a lo registrado en 2010 y corresponden principalmente a la compra de artículos tecnológicos, libros, DVD y ropa. Mientras que las empresas nicaragüenses han utilizado el comercio electrónico para realizar transacciones sencillas con el consumidor final; sobresaliendo las trasferencias financieras, pagos de servicios básicos y difusión propagandística de productos y servicios en las páginas web de su empresa o en las redes sociales, pero sin ofrecer realmente la oportunidad de realizar una transacción comercial por medios electrónicos.

Más que una nueva forma de hacer negocios, una oportunidad de desarrollo empresarial



El uso incipiente y limitado de las tecnologías de la información en solo una pequeña parte de lo que es el comercio electrónico, está haciendo a las empresas nicaragüenses perder oportunidades valiosas de posicionamiento de mercado y desarrollo competitivo. Se ha comprobado que la utilización eficiente y creativa de los distintos medios electrónicos aumenta la competitividad de las empresas, mediante la mejora en la distribución de los productos y servicios, la disminución de los costos operativos y la facilidad de insertarse en el mercado meta por el acceso a la información. Ejemplo de ello son Almacén Ferramax, Hotel Crowne Plaza y la Universidad Iberoamericana en Costa Rica y en Perú sobresale la empresa Merck Peruana.

En organizaciones grandes como una universidad, que tienen alta demanda recurrente de suministros y otros equipos especializados, es importante contar con un proceso ágil y transparente de relación con sus proveedores. De modo que el área de compras sea capaz de responder a las demandas del área fundamental de la organización (enseñanza) y no interfiera en la prestación de un servicio eficiente; a la vez que la disminución de los costos en esta área implica una disminución de costos totales, que inciden en el ahorro y reinversión en el giro principal de la organización.

Estas han sido las ventajas que ha obtenido la Universidad Iberoamericana de Costa Rica, que hace uso de un e-marketplace B2B (mercado electrónico de empresa a empresa) para realizar sus compras. Según la responsable de compras de esta organización Silvia Aguilar, la aplicación de estas herramientas de comercio electrónico “facilita la comparación de precios y la transparencia”. Además, “en un máximo de unas tres horas (después de haber hecho la orden de compra) ya tengo varios precios y si no; tengo los contactos, los llamo y ellos rapidito a través de la misma página me contestan para montar yo la comparación; y la compra la concretizo en dos, tres días”,señala la ejecutiva.

Para la empresa química y farmacéutica Merck Peruana la logística es un eslabón importante en su cadena de valor, ya que es fundamental en sus operaciones la compra de suministros utilizados en la fabricación y distribución del producto final para distintos tipos de clientes como minas, universidades, sector salud etc. Esta empresa también ha innovado en esta parte de su sistema de operaciones con el uso del comercio electrónico; lo cual, según Celeste Velázquez del equipo de logística “ahorra bastante tiempo, es muy exacto en lo que se pide. Nos ayuda bastante, porque nosotros diario recibimos órdenes de clientes”. Esto representa una ventaja competitiva para la empresa como suplidora de químicos pues agrega el corto tiempo de respuesta al valor de su producto.

Lograr reducir costos, mejorar la calidad, ser más ágil y eficiente en sus operaciones son metas que todas las empresas de cualquier tamaño se proponen. Pero más que metas, son requerimientos necesarios para que la mayoría de las empresas nicaragüenses se inserten efectivamente en el mercado interno e internacional. De modo que el comercio electrónico puede ser utilizado como herramienta de desarrollo empresarial de la micro, pequeña y mediana empresa nacional en la medida que logra establecer vínculos con clientes (empresas o consumidores) y proveedores de distintas partes del mundo, a la vez que genera beneficios adicionales como publicidad y capacitación del personal.

No todo es color de rosa




Si bien el comercio electrónico funciona como una herramienta de desarrollo competitivo, sus características intrínsecas imponen riesgos significativos para el desarrollo de las transacciones económicas, sin perjuicios para las partes involucradas en las transacciones. Esto se debe a que las relaciones comerciales electrónicas son impersonales y esconden información acerca de la identidad y legalidad de los agentes económicos involucrados en las transacciones, lo cual puede dar lugar a comportamientos deshonestos. Ante lo cual se requiere de una política y un marco regulatorio para promover el comercio electrónico seguro.

Nicaragua ha dado los primeros avances en el establecimiento de este marco regulatorio con la promulgación de la Ley No. 729, Ley de Firma electrónica en 2010. Esta ley promueve el comercio electrónico de forma segura mediante la autorización y regulación de las firmas electrónicas como medios legales para concertar transacciones económicas sin necesidad de un respaldo físico. Sin embargo, la ley se limita a normar la certificación de estas firmas y no tiene alcance sobre el uso de las mismas.

Cabe destacar que existe una notable brecha tecnológica entre las empresas grandes, medianas y pequeñas, lo cual está directamente relacionado con el nivel de capital de operación de la misma y con el desarrollo que la actividad realizada ha alcanzado, constituyéndose en una limitante en el uso del comercio electrónico por parte de las empresas pequeñas. No obstante, algunos medios de comercio electrónico no requieren de grandes niveles de inversión en tecnología para ser ejecutados, sino de la accesibilidad a una plataforma específica en internet.

Nicaragua ante esta oportunidad



Dadas las ventajas que el uso del comercio electrónico genera a las empresas y a los clientes, se han promovido desde 2004 por parte del Consejo Nicaragüense Ciencia y Tecnología (CONICYT) una serie de leyes que fomenten y regulen esta actividad: Ley de Protección de Datos Personales (sería la segunda en Latinoamérica pues solo existe una creada en 2000 en Argentina), Ley de Comercio Electrónico, Ley de Firma Electrónica y ante proyecto de ley de delitos informáticos. De estas iniciativas solo ha sido aprobada la Ley de Firma Electrónica en 2010, representando un pequeño avance al respecto.

El estudio realizado a las empresas de la Cámara de Comercio de Nicaragua y AMCHAM en 2008 sobre comercio electrónico de empresa a empresa (business to business), muestra que otro factor positivo respecto a la aplicación del comercio electrónico en las empresas nacionales es que los recursos humanos, conocimiento, recursos tecnológicos y aspectos gerenciales de las empresas están siendo orientados al uso de la tecnología para el desarrollo competitivo del negocio. Al respecto cabe señalar, que el 51% de los trabajadores de las empresas tomadas en cuenta en este estudio tiene la secundaria completa y conocimientos básicos de informática. Mientras que se mantiene en términos neutrales al fomento del comercio electrónico, el compromiso y gobernabilidad empresarial, apoyo gubernamental para adopción de nuevas tecnologías y capacidad del gobierno local.

Cabe destacar que asociaciones empresariales y organismos de cooperación, recientemente han comenzado a promover este tipo de comercio como una estrategia competitiva para las pequeñas empresas. Por una parte se ubica el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) con su iniciativa de comercio electrónico especializado en productos orgánicos, que consiste en una página web: www.bcienegociosverdes.com que ofrece información sobre este segmento de mercado a nivel internacional; además brinda otras herramientas de cálculos administrativos, financieros y evaluativos útiles para las PYMEs. Por otro lado, el Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI), en asociación con la plataforma virtual Proveedores de Nicaragua.com están impulsando el comercio electrónico de empresa a empresa.

El comercio electrónico no es solo un mecanismo novedoso de interacción con los clientes, sino que funciona como una herramienta de competitividad empresarial al reducir los costos de operación, permitir el acceso oportuno a la información, agilizar los trámites con proveedores y compradores y expandir el mercado meta, al ayudar a establecer relaciones comerciales con clientes de diferentes partes del mundo. Por esta razón debe seguirse promoviendo su aplicación en las empresas nacionales, y por parte del estado propiciarse el marco regulatorio necesario para su aplicación segura, mientras el sector privado fomenta la innovación tecnológica.

El comercio electrónico no logra por sí mismo que las empresas sean competitivas, ni se constituye en el único mecanismo de operación, sino que funciona como una estrategia alternativa y paralela a los medios de venta y compra tradicionales, en el marco de una visión sistémica de las operaciones de la empresa dentro de una cadena de valor. De esta forma la aplicación eficiente de esta herramienta debe venir acompañada de mayor financiamiento para la producción e inversión en capacitación del capital humano; de modo que las empresas sean capaces de aprovechar esta oportunidad que la tecnología les brinda y suplir las demandas que el mercado global les impone.

mostrar comentarios [1]

Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado