25 de julio de 2011 - Managua, Nicaragua


FotoTania Diaz, Gilda Sánchez


El desarrollo económico difiere del crecimiento porque va más allá del aumento de los indicadores macroeconómicos y de la riqueza, se refiere a la distribución de la misma y como ésta incide en el bienestar de la población. En la lucha hacia el desarrollo económico se han generado miles de modelos e ideas innovadoras. Un enfoque en particularmente llamativo nace de recordar que la producción total o PIB no es más que la suma de la producción o el valor de cada unidad económica en cada una de las fases productivas dentro de un país. Por lo cual, lograr el aumento y la calidad de la producción de esas unidades productivas individuales, de manera agregada permitiría un crecimiento económico, cuya sostenibilidad depende de los factores que la impulsan.

Estos factores son en última instancia los que marcarán la diferencia entre el crecimiento y el desarrollo, pues los mecanismos utilizados para incrementar la producción inciden en la distribución de las utilidades generadas por ellas. Partiendo de que el problema básico es la incapacidad de insertarse efectivamente al mercado, cuando el crecimiento es motivado por la mejora de las capacidades de los agentes o unidades económicas el ingreso se distribuirá más eficientemente, pues estos tendrán las características que el mercado exige para obtener réditos de él.

El programa Empresas y Empleo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), se ejecuta en Nicaragua desde Octubre de 2009 y se tiene planteado finalice en Septiembre de 2013. Este proyecto cuenta con un fondo de US$ 11.4 millones para realizar actividades de fortalecimiento empresarial en los sectores de agricultura, agro-industria, calzado, medioambiente, lácteos, manufactura ligera y otros, a nivel nacional.

Su estrategia de intervención está dirigida al fortalecimiento de la base de la pirámide económica nacional; entiéndase a los pequeños y medianos productores y empresarios, generalmente descapitalizados, que por sí mismos no pueden trascender de actividades con reproducción simple de capital a modos de producción modernos. El método para lograr este fin es generación de capacidades, a través de la integración de las MIPYME y los pequeños productores rurales a las cadenas de suministro de empresas ancla, que son empresas de mayor escala con acceso a compradores internacionales o redes de distribución nacional.

Para ello, el programa se plantea tres ejes de trabajo:
• Desarrollo empresarial,
• Desarrollo de capacidad de comercio y clima de negocios; y
• Desarrollo de capital humano.

Que a la vez se materializan en ocho diferentes actividades:
• Competitividad de las PYMES
• Mejorar servicios para PYMES
• Apoyar la capacidad comercial (CAFTA-DR)
• Promover clima de negocios
• Capacitación para líderes
• Investigación
• Difusión y comunicación
• Programa de subvenciones

Empresas y Empleo en Acción, ¿cómo aplica el enfoque?



Transfiriendo capacidades

El programa a través de sus distintas actividades crea capacidades en los productores que están al inicio de las cadenas de producción mediante la coordinación con las empresas anclas que son aquellas con mayor escala y acceso a compradores internacionales o redes de distribución nacional. Estas capacitan a sus proveedores en cuanto a la calidad del producto o servicio requerido, a la vez que los apoyan en la competitividad de sus negocios individuales. Al final, esto permite que pequeñas unidades productivas se inserten en la dinámica del mercado.

Empresas y Empleo creó alianzas con instituciones financieras líderes en atención al sector PYME, como LAFISE Bancentro, Banco de Finanzas (BDF), Banco ProCredit y microfinancieras con alta incidencia rural como el Fondo de Desarrollo Local (FDL) para promover la generación de capacidades productivas. Un ejemplo de esta iniciativa es la facilitación de financiamiento equivalente a aproximadamente US0 mil facilitados por el Fondo de Desarrollo Local (FDL) para al menos 200 productores apícolas en la zona de occidente. Este crédito lo utilizaran para la compra de colmenas, equipos apícolas y capital de trabajo. Este proyecto se realiza en alianza con la empresa ancla Ingemann Honey.

El programa de USAID también promueve mejora del capital humano de empresas que no pertenecen a las cadenas de suministros de las empresas ancla. Esto lo hace coordinadamente con otros agentes como universidades y asociaciones de la sociedad civil. Algunas de las principales acciones son: el Instituto de Emprendedores CISCO; la capacitación a las PYME sobre responsabilidad social empresarial a fin de aprovechar más las oportunidades que brinda el CAFTA-DR; y próximamente el programa de desarrollo de competencias laborales que se llevará a cabo en asociación con el Servicio Holandés de cooperación para el Desarrollo (SNV).

Creando oportunidades

Uno de los objetivos del programa Empresas y Empleo es crear las condiciones necesarias para que las MIPYME nacionales se inserten efectivamente en el mercado nacional e internacional en el marco del CAFTA-DR. En este sentido el apoyo del programa consiste en la creación de estudios que permiten identificar las necesidades de asistencia en los diferentes sectores económicos para aprovechar mejor las oportunidades del tratado y realizar la validación y priorización de la Agenda Complementaria de este acuerdo comercial.

El programa también apoya la aplicación del Acuerdo de Cooperación Ambiental contemplado en el CAFTA-DR. Esto mediante la asistencia técnica especializada que brinda al Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA) para acreditar trece laboratorios de ensayos ambientales, con reconocimiento regional de la Oficina Nacional de Acreditación (ONA). A la vez, promueve la aplicación de la legislación ambiental en vertido de aguas residuales y en la implementación de un programa de establecimiento de proyectos de cría en cautiverio de las especies iguana verde y garrobo negro.

Una de las actividades más importantes del programa respecto a la creación de oportunidades es la promoción de un buen clima de negocios, esto lo hace mediante su apoyo a iniciativas de Leyes y la promoción sectorial directa. Actualmente Empresas y Empleo respalda la reforma a la Ley General de Turismo y a la Ley de Incentivos a la Industria Turística y Hotelera; al mismo tiempo se trabaja en proyectos de Leyes sobre Fideicomiso, Factura Cambiaria, Factoraje y Factoraje Financiero.
También se están llevando a cabo talleres con los directores de diferentes áreas de la Cámara de Comercio de Nicaragua (CACONIC) para identificar los sectores a los cuales se puede dirigir la elaboración de un diagnóstico de nuevos productos en materia de mediación y arbitraje para las pequeñas y medianas empresas. Paralelamente apoyará a la Cámara de Comercio de Nicaragua (CMA) para la renovación de los servicios que brinda a las MIPYME en la solución de conflictos; haciendo énfasis en soluciones rápidas, flexibles y de bajo costo.

Por otro lado, Empresas y Empleo ha canalizado apoyo en diferentes acciones al sector turístico: a través de la realización de la 1ra Edición de la FENITUR en 2010; el fortalecimiento de la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) por medio de la Conformación de los Capítulos Territoriales y la instalación del Consejo Nacional de Representantes, instancia oficial de CANATUR, la cual permite garantizar la participación de las PYMES Turísticas en los programas de comercialización del país. Esta misma organización, con el apoyo del programa llevó a cabo el 1er taller de Reciclaje; punto de partida para la ejecución del “Proyecto de Reciclaje” a realizarse en conjunto con los Capítulos Territoriales de CANATUR (Chinandega, León, Masaya, Catarina, Ocotal, Laguna de Perlas, Granada).

Lo que ha logrado Empresas y Empleo



En los primeros seis meses de ejecución del programa Empresas y Empleo ya se observan resultados positivos. A la fecha se han logrado crear 252 nuevos empleos de una meta de 2000 para los dos años de implementación. Así mismo las ventas nacionales e internacionales de las empresas involucradas en el programa han aumentado. Por otro lado, ya se han implementado 8 proyectos de empresas anclas y sus respectivas cadenas de suministro; para lo cual el programa había destinado a Julio de 2010 US$ 121 mil 641 dólares, para más de 260 pymes, superando la meta de 200.

De igual manera se ha avanzado en la mejoría del capital humano. En el semestre de ejecución se ha capacitado a 1349 dueños de PYME en administración de empresas y buenas prácticas productivas. Además, en alianza con la Cámara de Industria (CADIN) y la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) se creó un Centro de entrenamiento y negocios para MIPYME.

Aprender de las buenas prácticas



El modelo de aplicación del programa Empresas y Empleo hasta ahora ha sido efectivo en lograr la inserción de las pequeñas empresas en las cadenas de suministro de empresas anclas, y a la vez en desarrollar empresas nacionales más grandes como compradores a productores que antes estaban dispersos y no conseguían un ingreso estable. La visión bajo la cual opera el programa puede aplicarse efectivamente como una estrategia de desarrollo sectorial y focalizarla territorialmente, de modo que junto con el enfoque de desarrollo local desde abajo que consiste en la concepción de estrategias de desarrollo desde las necesidades y potencialidades de cada comunidad, constituyan una alternativa de crecimiento económico que permita el desarrollo endógeno de los territorios y de los productores.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado