17 de julio de 2011 - Managua, Nicaragua


FotoTania Diaz, Gilda Sánchez

La pequeña empresa, en la que se percibe un ambiente hogareño, es el taller “La Familia”, cuya propietaria es la señora Rosa Cardoza, quien produce y comercializa artículos elaborados de cuero como fajas, carteras, zapatos, billeteras. Recientemente, doña Rosa estuvo participando en la Primera Feria Departamental de Managua, por lo que El Observador Económico aprovechó la ocasión para conversar con la empresaria, sobre su presencia en la feria, destacando éste como un espacio de promoción, para dar a conocer a La Familia e incrementar sus niveles de venta. ”Tenemos tiempo de estar en el mercado pero queremos aprovechar cualquier oportunidad para exponer y vender nuestros productos”.

Mientras la empresaria sostenía en sus manos una faja de cuero color negra y ofertaba sus productos “por solo 200 córdobas, usted va a tener faja para rato”, era slogan utilizado para atraer al comprador. Señalo que a pesar de las constantes alzas de la materia prima (cuero) no han incrementado los precios, ya que los compradores aprecian la durabilidad y calidad.

Claudia Hernández, otra de las expositoras, comentó que no la pensó dos veces para participar en la Feria. Ella y el resto de su familia tienen varios años de elaborar vinos nacionales. Se trata de un negocio que les permite sobrevivir; sin embargo no pierden las esperanzas de mejorar sus capacidades para lograr un mayor posicionamiento entre los entusiastas del vino. Los vinos obtenidos a base de flor de jamaica, marañón, coyolito y piña son los más cotizados de una producción mensual de 200 a 300 botellas de vinos, cantidad que se ve superada en noviembre y diciembre que son los mejores meses para la venta.

Caracterización de las MIPYMES en Nicaragua



La mayoría de las empresas nacionales se identifican como micro, pequeñas y medianas. El Reglamento de la Ley MIPYME, Decreto No. 17-2008, clasifica como microempresas aquellas que tienen entre 1 y 5 trabajadores, cuyos activos se elevan a 200 mil córdobas y sus ventas anuales llegan a un millón de córdobas. Las pequeñas empresas emplean entre 6 y 30 personas, sus activos pueden sumar 1.5 millones de córdobas y sus ventas anuales 9 millones de córdobas. Mientras que la mediana empresa emplea entre 30 y 100 trabajadores, posee un capital de hasta 6 millones de córdobas y sus ventas anuales pueden alcanzar 40 millones de córdobas.

Según datos del Instituto Nicaragüense de apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa(INPYME) y el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC) en 2009 se registraron 153,319 pequeñas y medianas empresas, las cuales generaron 293,547 empleos, lo que equivale al 14% del total de personas empleadas durante ese periodo. En 2005 el 33.5% de estas empresas se ubicaban en Managua, el 10.2% en León y 8.3% en Chinandega, según INPYME. No obstante, aunque estas empresas generan empleo y aseguran ingresos a las familias, no son actividades productivas que tengan expectativas de crecimiento, pues la mayor parte de ellas se identifican actividades informales.

Según INPYME, el auto empleo (64% del total de MIPIMES) y la microempresa (32%) utilizan modos de producción de subsistencia, es decir, que los pequeños y medianos empresarios consumen los bienes que producen, no los inviertes en sus negocios. Esto se debe a que generan poco o ningún valor agregado a sus productos; sus ingresos solo cubren sus costos y si generan utilidades son insuficientes para reinvertirlas en el negocio; el acceso a fuentes de financiamiento es limitado y generalmente obtienen los créditos por medio de ONG. Generalmente este tipo de empresas no tienen una organización interna estipulada donde el propietario es el jefe de la empresa y no lleva registros contables, en otros casos hay un personal mínimo pero sin elevadas capacidades gerenciales. Este tipo de empresas corresponde a los sectores de: comercio al por menor, panaderías, alimentos, artesanía, cuero-calzado y madera – muebles, entre otros.

Al contrario, una proporción de las empresas pequeñas y la mayoría de las medianas han logrado desarrollar su actividad económica y aumentar su productividad, pero solo representan el 3.4% del total de MIPYMES. Este tipo de empresas obtienen ingresos suficientes para reinvertir y hacer crecer el negocio; su mercado no se limita al local o nacional, sino que muchas de ellas exportan sus productos, lo cual representa un valor agregado importante. Muchas de ellas son sujetos de crédito de ONGs, bancos o bien son financiadas por recursos personales de sus propietarios y cuentan con un equipo de trabajo con capacidad gerencial. Estas empresas corresponden a las actividades industriales, lácteos, cuero-calzado, madera- muebles, turismo, comercio al por mayor, entre otras.

Ferias, nueva estrategia de promoción para MIPYMES



Como estrategia de promoción a los pequeños y medianos empresarios, el INPYME ha planteado desarrollar 24 ferias en los diversos departamentos del país. Recientemente han implementado dos ferias Inversas, en la que los expositores son los demandantes de productos o servicios y los visitantes son los microempresarios que han logrado calidad en sus productos, favoreciendo la inserción de las pequeñas empresas en la dinámica del mercado interno como proveedores de las grandes empresas nacionales o del estado. Al respecto se planea realizar una tercera feria inversa en lo que resta del año.

La Directora ejecutiva de INPYME Lic. Marta Briones, explicó a El Observador Económico, que “esta iniciativa surge con el objetivo de mejorar el posicionamiento de los productos que ofrecen la microempresas del país en el mercado nacional, impulsar el fomento de nuevas iniciativas empresariales y posibilitar la generación de empleos e ingresos sostenibles”, en el marco de una política económica que brinde acompañamiento a los menos privilegiados y facilite el acceso a la capacitación.

Programa de Desarrollo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa:PROMIPYME



Foto
El Promipyme es un programa sectorial, multianual, el cual se inicio a ejecutar a nivel nacional en el año 2008.Su propósito es promover la mejora competitiva de la MIPYME, a través de la promoción de servicios de desarrollo empresarial, financieros y no financieros, con los mecanismos de mercado correspondientes y con las coordinaciones de las organizaciones MIPYME y la cooperación internacional, para alinear los diferentes esfuerzos, programas y proyectos que se realizan en el país. Actualmente,están en implementación una serie de programas con la visión de la Promoción y Desarrollo de la MIPYME. A continuación se detallan algunos de ellos:

Desafíos para fomentar la competitividad



Las pequeñas empresas, aun contando con reglas y servicios diferenciados, compiten para los mismos clientes que las grandes empresas. No obstante, la diferencia entre un empresario que se autoemplea en una microempresa y una gran empresa multinacional, puede ser enorme. Por eso, el sector Pyme ha recibido una atención diferenciada en las últimas décadas.

El informe “PYMES, Competitividad y Servicios de desarrollo empresarial en Nicaragua”, realizado por NITLAPAN, señala que existen razones para esforzarse de manera especial en fomentar el sector de las pequeñas empresas, destacándose las siguientes: en los países desarrollados, el sector Pyme es el empleador dominante, por lo que se precisa fomentar el crecimiento de este sector, con una visión de crear mayores probabilidades de generar nuevos empleos. Asimismo, las pequeñas empresas pueden brindar aquellos productos y servicios que son más importantes, para completar las diversas cadenas de producción de una región y tienen mayor capacidad para ajustar su oferta a cambios en el entorno económico del país.

Sin embargo, es importante señalar que aun existen ciertos vacíos para que las MIPYMES sean más competitivas, ya que la mayoría de los pequeños y medianos empresarios no tienen encadenamientos efectivos con sus proveedores, sino que adquieren sus insumos en los mercados populares del país; solo algunos establecen vínculos con productores específicos y otros son ellos mismos (los dueños) quienes viajan fuera del país para conseguir materiales de mayor calidad. Lo cual es una clara limitante del efecto multiplicador que pueden generar las pequeñas empresas en un territorio.

En relación a lo anterior, se deben de adoptar Servicios de Desarrollo Empresarial (SDE), con el propósito que las pequeñas y medianas empresas mejoraren su utilidad o funcionamiento, tanto en servicios técnicos productivos (por ejemplo: contar con servicios especializados por rubro o rama de producción) y servicios de gestión, los cuales se enfocan en la dirección, gestión o administración. Se requiere mejorar la capacidad productiva, tecnológica y de mercadeo de las MIPYME, en especial de su capacidad exportadora, así como la calidad y el posicionamiento de sus productos y servicios en los mercados nacionales e internacionales, todo acompañado de la promoción de la formalización y la asociatividad.

Recuadro

Nuevo espacio para promover las MIPYME: Parque de Ferias



En la búsqueda de nuevos espacios de comercialización, se prevé que en el presente año se construya el Parque de Ferias para las MIPYME, el cual se llevará a cabo gracias a la donación de un millón de dólares de China Taiwán, con el objetivo de contribuir a la consolidación de las microempresas en el mercado y en la mente de los consumidores nacionales.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado